Compartir

Houston (EEUU), 23 ene (EFE).- El base Stephen Curry con un triple doble fue el gran protagonista en la jornada de la NBA que celebraba el 10 aniversario de los 81 puntos conseguidos por el escolta Kobe Bryant, que pasó desapercibido con Los Ángeles Lakers.

Curry aportó 39 puntos, 10 rebotes y 12 asistencias y guió a los Warriors a la victoria por 122-110 ante los Pacers de Indiana que los dejó con marca de 20-0 en su campo en lo que va de temporada y 38 consecutivas, incluidas las del final de la pasada.

La racha ganadora es la tercera mejor en la historia de la NBA, que comparten con el equipo de los Celtics de Boston de 1985-86, en un inicio de temporada.

Los Warriors (40-4) sumaron su tercer triunfo seguido y celebraron la vuelta al banquillo del entrenador Steve Kerr, que dirigió por primera vez al equipo tras superar dos operaciones de espalda.

El Staples Center se vistió de gala para recibir a los Spurs de San Antonio y conmemorar los 10 años de los 81 puntos que logró Bryant ante los Raptors de Toronto.

Pero aunque el escenario fue el mismo y el protagonista de la hazaña deportiva también estuvo presente, esta vez la acción en el campo dejó un desenlace completamente diferente, con Bryant en el ocaso de su brillante carrera, los Lakers sin futuro inmediato y los Spurs de nuevo dando una exhibición de juego al conseguir la decimotercera victoria consecutiva.

El protagonista fue el incombustible escolta argentino Manu Ginóbili, de 38 años, casi un año mayor que Bryant, que logró 20 tantos en el triunfo a domicilio de los Spurs (95-108) ante los Lakers, que solo tuvieron la aportación de cinco tantos de su estrella.

Bryant encestó 2 de 9 tiros de campo, incluido 1 de 4 triples, logró dos rebotes y entregó seis asistencias en 27 minutos de juego.

El estelar veterano falló sus primeros cinco tiros y solo logró anotar cuando restaban cinco minutos de la primera parte del partido.

El alero Kevin Durant logró 24 puntos y los visitantes Thunder de Oklahoma City consiguieron su séptimo triunfo seguido al derrotar por 106-109 a los Mavericks de Dallas.

Los Thunder (33-12) llegaron a siete triunfos consecutivos y se hicieron de la segunda mejor marca en la Conferencia Oeste.

El escolta DeMar DeRozan dirigió el ataque con 33 puntos en el séptimo triunfo consecutivo de los Raptors de Toronto, que se impusieron por 101-81 a los Heat de Miami (23-21), que se hunden con la cuarta derrota seguida.

Los Raptors (28-15), con su octava victoria en los últimos 10 partidos, tienen la mejor racha ganadora de la Conferencia Este y la segunda de la liga, sólo superados por los Spurs.

El base Isaiah Thomas anotó 22 puntos y lideró a los Celtics de Boston que se impusieron por 110-101 a los Bulls de Chicago.

La victoria permitió a los Celtics concluir ganadores (2-1) la serie que esta temporada han disputado ambos equipos, mientras que los Bulls (24-18) perdieron el segundo partido consecutivo y el sexto en los últimos 10 disputados.

El pívot DeAndre Jordan estuvo perfecto en los tiros de campo con 7 de 7 y sumó 20 tantos dirigiendo a los visitantes Clippers de Los Ángeles, que derrotaron 88-116 a los Knicks de Nueva York.

El alero Gordon Hayward consiguió 21 puntos y entregó nueve asistencias en la victoria de los Jazz de Utah, también a domicilio (86-108) frente a los Nets de Brooklyn, que les permitió ascender al segundo puesto de la División Noroeste.

El escolta James Harden con 30 puntos volvió a ser líder del ataque de los Rockets de Houston que vencieron 102-98 a los Bucks de Milwaukee en la vuelta del ala-pívot Josh Smith que horas antes del partido había sido traspasado por los Clippers.

Aunque no estaba previsto que hiciese su debut, Smith, que la pasada temporada jugó 55 partidos con los Rockets, saltó a la pista del Toyota Center y aportó dos puntos, 5 rebotes, 6 asistencias. Además recuperó dos balones y puso tres tapones.

El base Kemba Walker logró 40 puntos como director del ataque en el triunfo de los visitantes Hornets de Charlotte que vencieron en la prórroga por 116-120 a los Magic de Orlando, en el duelo de los dos peores equipos de la División Sureste.EFE