Compartir

Javier Villanueva

Breslavia (Polonia), 20 ene (EFE).- Las selecciones de Dinamarca y España arrancarán con ventaja el duro camino hacia las semifinales del Europeo, tras acceder a la segunda ronda del torneo con pleno de puntos, tras imponerse este miércoles a Hungría y Suecia, respectivamente.

Dos victorias que reflejaron como nada los distintos estilos de ambos conjuntos, ya que mientras Dinamarca desarboló (30-22) a los magiares gracias a la eficacia de su lanzamiento exterior, España encarriló su triunfo (24-22) sobre los suecos, gracias a su continua conexión con el pivote.

Circunstancia que permitió brillar, como no lo había hecho hasta ahora en el Europeo de Polonia, al lateral Mikkel Hansen, la gran estrella del conjunto danés, que con sus nueve goles acabó con cualquier opción de victoria de la selección húngara.

Una magnífica actuación, con la que pareció competir en la distancia el pivote español Julen Agigalde, otras de las grandes estrellas del balonmano mundial, que con su exhibición ante los suecos, volvió a demostrar que a día de hoy es el mejor pivote del mundo.

Con dos puntos menos que España y Dinamarca, que arrancarán la segunda fase con cuatro puntos cada uno, figurarán la joven y pujante Alemania, que hoy se impuso por 25-21 a Eslovenia, y la renacida Rusia, que derrotó por un claro 28-21 a Montenegro.

Una victoria, la del conjunto ruso, que llegó de la mano de los cañoneros Sergey Gorbok y Sergei Shelmenko, autores de cinco tantos cada uno, que a base de “latigazos” acabaron con la oposición de una selección montenegrina, que al cuarto de hora (8-3) ya estaba condenada a la derrota ante los de Dimitri Torgovanov dejaron sentenciado al cuarto de hora con un parcial de 8-3.

Por su parte, el lateral Steffen Weinhiold fue el gran protagonista del triunfo (15-21) de Alemania, sobre una Eslovenia, que incapaz de desenvolverse con la misma intensidad que lo hizo el pasado lunes ante España, se despidió del torneo dejando enormes dudas.

Una eliminación que lograron evitar, pese a perder hoy ante Dinamarca y España, las selecciones de Hungría y Suecia, que iniciarán la segunda fase del Europeo sin ningún punto en su casillero.

Un hecho que convierte casi en una quimera las opciones de magiares y escandinavos de acceder a la lucha por las medallas, pero que mantiene vivas las opciones de ambos de lograr el billete para el preolímpico, el objetivo con el que Hungría y Suecia arrancaron el Europeo.EFE