Compartir

1La Unidad de Integridad del Tenis (TIU) nació en 2008 gracias a un acuerdo entre la Federación Inter

La Unidad de Integridad del Tenis (TIU) nació en 2008 gracias a un acuerdo entre la Federación Internacional de Tenis, los circuitos masculino (ATP) y femenino (WTA) y el apoyo de los torneo de Grand Slam. Y se puso en marcha precisamente por las sospechas fundadas de que algo olía a podrido en el circuito en relación con las apuestas deportivas. Y desde entonces ya ha sancionado a cinco jugadores de por vida. Todo surgió tras las sospechas que generó el encuentro entre el ruso Nikolay Davydenko y Martín Vassallo Argüello de Sopot 2007.Desde su formación ha publicado 18 sanciones, entre ellas, seis suspensiones de por vida por amaños de resultados, según aseguró el presidente de la ATP, Chris Kermode. Entre las suspensiones de por vida, hubo cinco jugadores: el serbio David Savic y el austríaco Daniel Koellerer en 2011, el ruso Sergei Krotiouk en 2013, su compatriota Andrey Kumantsov en 2014 y el griego Alexandros Jakupovic en diciembre último. El sexto integrante de la lista es un árbitro, el francés Morgan Lamri, castigado en noviembre de 2014.A pesar de este brutal varapalo al mundo de la raqueta, este deporte no es el único afectado por el amaño. Vamos a repasar los principales casos de corrupción ligados a las apuestas deportivas ilegales:El tenis y las apuestas ilegítimasPues bien, en el caso masivo de fraude que se descubrió esta semana, los informes dijeron que la TIU no actuó en la identificación de las conductas sospechosas entre los jugadores ni impuso sanciones. A todos los jugadores, incluidos ganadores de títulos de Grand Slam, se les permitió seguir compitiendo. Ocho de los profesionales señalados estarían jugando, incluso, el Abierto de Australia que arrancó la pasada madrugada.Según estas informaciones, mafiosos de Rusia, Italia y Sicilia se reunían con los jugadores en las habitaciones de los hoteles en los torneos y les ofrecían 46.000 euros o más por manipular los partidos. La corrupción habría alcanzado a Wimbledon, donde se habrían amañado tres partidos, y a Roland Garros. Al menos setenta tenistas aparecen en nueve listas sospechosas que las autoridades del tenis no habrían investigado en la última década. La BBC informó que se han encontrado sindicatos de apuestas en Rusia, el norte de Italia y Sicilia, y que estas organizaciones habrían ganado cientos de millones de euros apostando. Los investigadores aseguran que 28 jugadores que participaron en el torneo de Wimbledon de 2008 debieron ser investigados pero no se hizo. ¿Hasta dónde está podrido el tenis?

Atrás