Compartir

Barcelona, 15 ene (EFE).- Los Mossos d'Esquadra han empezado a identificar a los aficionados del Espanyol que mostraron pancartas ofensivas, según ha anunciado hoy el conseller Jordi Jané, que ha apuntado que está convencido de que el club no quería que esto ocurriera y que la responsabilidad se limita a “personas concretas”.

En rueda de prensa, el titular de Interior ha advertido que los aficionados que exhibieron las pancartas ofensivas durante el derby entre el RCD Espanyol y el FC Barcelona pudieron cometer una falta administrativa al vulnerar la Ley del Deporte, lo que les acarrearía una multa por parte de la consellería, e incluso haber incurrido en responsabilidades penales, por lo que no ha descartado que pueda haber detenciones.

Jané ha reconocido que las pancartas -entre ella una con un lema ofensivo contra Shakira, esposa del defensa azulgrana Gerard Piqué- podrían estar en el interior del Estadio antes de que se iniciaran los controles, ya que los Mossos d'Esquadra desplegaron un amplio dispositivo de seguridad con numerosos registros de acceso al estar el partido catalogado como de alto riesgo.

El conseller ha detallado que los Mossos diseñaron un protocolo “estricto” de seguridad, con “controles exhaustivos”, lo que le lleva a contemplar como posibilidad que las pancartas ofensivas ya estuvieran en el interior del recinto antes de que se llevaran a cabo los controles. “No se lo puedo asegurar, pero es una posibilidad que contemplamos como posible”, ha insistido.

Al ser preguntado por si el hecho de que las pancartas estuvieran en el recinto antes de que se abriera el estadio supondría una responsabilidad por parte del Espanyol, Jané ha sido tajante: “quiero dejar muy claro que no era intención del club que esto pasara. Huyamos de este tipo de interpretaciones”.

“Estoy muy convencido de que (las responsabilidades) serán más del ámbito individual, de personas concretas” que mostraron las pancartas ofensivas o profirieron cánticos que también vulneraron las normativas.

“Como conseller de Interior no puedo hacer otra cosa que agradecer al Espanyol su colaboración en el ámbito de la seguridad, una colaboración activa cada vez que hay un incidente de seguridad. Lo estamos analizando todo, pero todo nos hace pensar que llegaremos a la conclusión de que son actuaciones personales”, ha remarcado.

Por este motivo, ha insistido en defender el “buen clima de colaboración” en materia de seguridad entre el club blanquiazul y la policía catalana y ha afirmado que sería “admisible” que se atacara al club por culpa de “actuaciones individuales”.

“Más allá de las posibles consecuencias penales, si las hubiera, que se derivarían a la justicia, hay responsabilidades administrativas por vulneración de la Ley del Deporte, que serían objeto de sanciones individuales, por lo que quiero defender al Espanyol, que ha colaborado con los Mossos d'Esquadra y ha condenado los incidentes”, ha apuntado.

Jané ha calificado como “conducta deplorable” la que mantuvieron los aficionados que mostraron las pancartas ofensivas contra Shakira: “¿saben lo que es poner un mensaje ofensivo para una persona concreta, que no es un cargo público? ¿Saben la connotación que tiene para aquella persona y para su familia? Es inadmisible, censurable administrativamente y veremos si incluso pueden haber responsabilidades penales”.

Por este motivo, ha considerado “lamentables, rechazables y perseguibles” el contenido de las pancartas y de algunos de los cánticos.

“Los rechazo públicamente y de manera contundente. No es aceptable que haya pancartas que de manera directa puedan herir la dignidad u honor de personas concretas y que afectan a derechos fundamentales como al honor. Es inaceptable”, ha concluido. EFE