Compartir

Ramón Orosa

Bilbao, 11 ene (EFE).- El Athletic Club ha terminado la primera vuelta del campeonato liguero donde pretendía al inicio de la temporada, peleando por las posiciones europeas de la tabla clasificatoria de la Liga BBVA.

Aunque al final cayó a la octava plaza tras una derrota en el Sánchez Pizjuán que le dejó mal sabor de boca por lo inmerecida que la considera y por la lesión que dejará fuera del equipo un tiempo a Raúl García, el conjunto de Ernesto está satisfecho con una primera vuelta que ha podido compaginar manteniéndose vivo en la Liga Europa y la Copa del Rey después de un verano ajetreado y exitoso con la conquista de la Supercopa.

Pero esos innumerables compromisos ya de saque en este curso le han exigido lo suyo a un equipo habitualmente de menos a más, y más después de un arranque con previas europeas.

Como ya le pasó la temporada anterior, las dos eliminatorias de finales de julio y agosto, además de la Supercopa, le obligaron a entrar ya exigido en un comienzo renqueante que le lastró durante el primer cuarto de campeonato.

No fue hasta la novena jornada, que encaró con un partido en lunes ante el Sporting de Gijón justo al filo de los puestos de descenso, hasta cuando recuperó resuello y sensaciones para intentar una remontada en la tabla que le ha llevado a puestos europeos mucho antes que la campaña anterior, en la que no llegó a esas plazas nobles de la tabla hasta el final de curso.

Este año ha sido ya en la decimoctava jornada en la que se encaramó al sexto puesto, del que cayó tras su derrota en Sevilla.

Pero tan importante como los resultados, que también, son las sensaciones que han encontrado los de Valverde, capaces de ir al Calderón y al Pizjuán a discutirles el balón y el juego al Atlético de Madrid y el Sevilla, a pesar de lo adverso de los resultados finales.

Esas dos derrotas y dos tropiezos en San Mamés ante Málaga y UD Las Palmas, la primera de ellas en inferioridad casi todo el partido, frenaron a los leones una remontada que llegó apuntar a un cuarto puesto que les ha puesto ya muy difícil el espléndido Villarreal, al que le discutirán el miércoles una plaza en los cuartos de final de Copa.

Los once puntos de desventaja con el 'submarino amarillo', una distancia que puede aumentar en la primera jornada de la segunda vuelta con la visita del Athletic al Camp Nou y el compromiso del conjunto castellonense en casa frente al Betis, invita a los rojiblancos a centrarse ya en los puestos de Liga Europa.

Para ello, Valverde ha conformado un solvente once con el eterno Aritz Aduriz en estado de gracia y 22 goles ya marcados, 11 en liga, como principal estrella.

Al lado del ariete, la llegada de Raúl García y la confirmación de Iñaki Williams han fortalecido un ataque al que también ha aportado lo suyo el mejorado Markel Susaeta y que espera como agua de mayo a un Iker Muniain ya reaparecido tras su grave lesión de rodilla.

Los ascendidos del Bilbao Athletic Sabin Merino e Iñigo Lekue, los dos muy polivalentes, y el retornado a Lezama Javi Eraso son otras opciones a las que ha sacado partido el técnico, que tiene en Liga a Gorka Iraizoz, muy regular esta temporada, Aymeric Laporte y Beñat Etxebarria sus jugadores claves por detrás del ataque.

Laporte sigue su imparable evolución a central de máximo nivel, prácticamente lo es ya, y Beñat está por encima en cuanto a ritmo y despliegue de lo esperado tras su regreso ya como jugador destacado procedente del Betis.

Al lado del zurdo francés, Valverde está más que contento con la fiabilidad mostrada por Xabi Etxeita y sus laterales titulares, Oscar de Marcos y Mikel Balenziaga, le ha mostrado confianza a Eneko Bóveda y tiene al capitán Carlos Gurpegui como tercer central.

Junto a Beñat, Mikel San José se ha asentado tanto que hasta se ha hecho casi fijo en las convocatorias de Vicente del Bosque. En esas posiciones, Valverde espera que Ander Iturraspe y Mikel Rico olviden sus problemas físicos y recuperen el nivel con el que condujeron a su equipo a la Liga de Campeones hace dos temporadas.

Hasta Gorka Elustondo, sorprendente fichaje llegado de la Real Sociedad, ha tenido un protagonismo inesperado en un equipo claramente a más en lo que va de curso, que pone todo lo que tiene en cada una de las competiciones que disputa y cuyo objetivo en Liga, como cada año, es regresar a Europa a través de ella. EFE