miércoles, 30 septiembre 2020 2:42

Chiefs ganan a Texans y serán rivales de Patriots; Steelers de los Broncos

Houston (EEUU), 10 ene (EFE).- Los Chiefs de Kansas City y los Steelers de Pittsburgh ya están en la Ronda Divisional de la Conferencia Americana (AFC) después que cumplieron con los pronósticos y en la Serie de Comodines vencieron a domicilio a los Texans de Houston y Bengals de Cincinnati, respectivamente.

Los Chiefs, que mantuvieron su racha triunfal tendrán como próximos rivales a los Patriots de Nueva Inglaterra, a los que tendrán que visitar el próximo sábado, en el Gillette Stadium, de Foxborough.

Mientras que los Steelers tendrán que viajar hasta el Mile High Stadium, de Denver, donde el próximo domingo los esperaban el equipo local de los Broncos.

Los Chiefs con el mariscal de campo Alex Smith encabezó un ataque arrollador que les permitió vencer a domicilio por paliza de 0-30 a los Texans.

La victoria fue la primera que consiguieron los Chiefs en la fase final en 22 años y confirmó el gran momento de juego por el que atraviesan.

Los Chiefs consiguieron su primera victoria de playoffs desde el 16 de enero de 1994, cuando Joe Montana y Marcus Allen la decidieron en el Astrodome, de Houston, contra los desaparecidos Oilers.

Si Smith estuvo dominante y seguro, la defensa de los Chiefs silenció por completo a la ofensiva de los Texans que no fueron capaces de conseguir ningún punto.

Los Chiefs con su triunfo lograron el undécimo consecutivo después de haber concluido la temporada regular con 10 victorias en fila.

El corredor Knile Davis regresó la patada de salida 108 yardas para darle a los Chiefs su primera ventaja, la cual no perderían en todo el encuentro que se disputó en el NRG Stadium, de Houston, ante un lleno de 71.800 espectadores.

“Hemos jugado un gran partido, hicimos todas las cosas necesarias para asegurar el triunfo que buscábamos”, declaró al concluir el partido el entrenador en jefe de los Chiefs, Andy Reid. “Supimos reaccionar en los momentos decisivos cuando los Texans buscaron meterse en el partido”.

El mariscal de campo de los Texans, Brian Hoyer, lanzó tres interceptaciones y perdió un balón suelto tan solo en la primera mitad, cuando el marcador registró un parcial de 0-13.

El pateador brasileño Cairo Santos contribuyó con tres goles de campo, incluyendo la última anotación de los Chiefs cuando las gradas del NRG Stadium ya estaban prácticamente vacías, lo que hizo que en realidad los que se quedaron fueron los aficionados del equipo visitante que habían llegado a apoyar a Kansas City.

Smith completó 17 de 22 pases para 190 yardas, hizo un envío de anotación, le interceptaron otro, lo derribaron tres veces y dejó en 98,7 el índice de pasador.

El ala cerrada Travis Kelce aunque no consiguió anotación hizo una gran labor en la ofensiva de los Chiefs al capturar ocho pases de Smith y avanzar 128 yardas por aire.

El mariscal de campo de los Texans, Brian Hoyer, lanzó tres interceptaciones y perdió un balón suelto tan solo en la primera mitad, cuando el marcador registró un parcial de 0-13.

Hoyer, que pudo haber jugado su último partido con los Texans, completó 15 de 34 pases para 136 yardas, le interceptaron cuatro envíos, lo derribaron tres veces y bajó a 15,9 el índice de pasador.

El pateador Chris Boswell anotó gol de campo de 35 yardas cuando restaban 14 segundos para el final del tiempo reglamentario y los Steelers vencieron a domicilio 16-18 a los Bengals.

Para los Steelers, que terminaron la temporada regular con uno de los comodines de la Conferencia Americana, quedando segundos en la División Norte, es su primer triunfo en partido de fase final desde el partido de título de conferencia que disputaron en el 2010.

Mientras que los Bengals no pudieron hacerse de su primera victoria en fase final en 25 años.

La jugada clave del triunfo de los Steelers se inició cuando los Bengals tuvieron dos penalidades de 15 yardas cada una, una de ellas por parte del jugador de línea Vontaze Burfict, quien golpeó de manera incorrecta al receptor abierto Antonio Brown, y la otra de Adam Jones.

Esas dos penalidades dejaron el balón en posición de patada de campo y Boswell consiguió su cuarto gol de campo del partido para sellar la victoria de los Steelers.

Sin embargo, la polémica está generada en torno a la labor de los árbitros en la recta final del partido, y para muchos, aunque acertaron en las decisiones de castigo, no fueron consistentes durante todo el partido.

El veterano mariscal de campo Ben Roethlisberger, que se lesionó en la recta final del tercer periodo completó 18 de 31 pases para 229 yardas con un pase de touchdown al receptor abierto Martavis Bryant, de 10 yardas en el tercer periodo del partido, que generó a su vez la atrapada más acrobática del partido y también la más espectacular.

Los Bengals, que perdieron su oportunidad de avanzar en la fase final, fueron dirigidos por quarterback A.J. McCarron que completó 23 de 41 pases para 212 yardas con un envío de anotación y uno interceptado.

“Hemos sido nuestros propios enemigos y nos destruimos en la recta final del partido”, admitió el entrenador en jefe de los Bengals, Marvin Lewis, que todavía no ha podido ganar un partido de playoffs desde que llegó hace 12 temporadas al equipo.EFE