Compartir

Fernando Czyz

Jujuy (Argentina), 5 ene (EFE).- El francés Sebastien Loeb (Peugeot) repitió este martes el triunfo por delante de su compañero de equipo, el español Carlos Sainz en coches, mientras que su compatriota Joan Barreda (Honda) cedió su victoria en motos a manos del argentino Kevin Benavides, tras una penalización, durante la tercera etapa del Dakar que unió las ciudades de Termas de Río Hondo y Jujuy.

El francés Sebastien Loeb (Peugeot), nueve veces campeón del Mundial de Rallies, se impuso con un tiempo de 2h09m39s, con una diferencia de 1m23s sobre Carlos Sainz, quien tuvo una gran reacción para aventajar por apenas dos segundos al qatarí Nasser Al Attiyah (Mini), que completó el podio.

“Ha sido una etapa más corta de lo que esperábamos, pero daba gusto conducir. Había demasiadas zonas con restricción de velocidad. Los Peugeot no lo están haciendo mal, y eso que todavía estamos descubriendo el coche”, enfatizó Loeb tras su victoria.

“De nuevo hemos tenido otra etapa complicada. Pero toda ha ido bien, el coche perfecto y tenemos una buena posición que nos permite una mejor salida para la jornada de mañana”, enfatizó Carlos Sainz que permitió un nuevo 1-2 para Peugeot.

El finlandés Mikko Hirvonen (Mini) finalizó quinto, el francés Stephane Peterhansel (Peugeot) ocupó la sexta colocación, por delante de los tres Toyotas del sudafricano Leeroy Poulter, el holandés Bernhard Ten Brinke y el saudí Yazeed Alrajhi.

“Segunda victoria consecutiva, no está mal. Lo malo es que volveremos a abrir pista mañana y a lo mejor la navegación no es tan sencilla. La verdad es que abrir pista no ha sido difícil y de momento no nos ha supuesto nada”, advirtió Peterhansel.

El francés Cyril Despres completó los diez primeros puestos de esta etapa para permitirle a la marca francesa ubicar sus cuatro vehículos entre los mejores de este recorrido que, igual que este lunes, debió ser recortado por las situaciones climáticas para quedar en poco 201 kilómetros.

Con estos resultados, Loeb mantiene el liderato en la clasificación general, escoltado ahora a 5m03s por el sudafricano Giniel De Villiers (Toyota), que fue cuarto en la etapa, mientras que Stephane Peterhansel (Peugeot) es tercero en la general a 5m15s.

Tras esta gran actuación, Carlos Sainz ascendió hasta la décima posición.

Distinta fue la suerte de los Mini del argentino Orlando Terrano y del español Nani Roma, duodécimo y decimotercero respectivamente, que al igual que ayer volvieron a perder terreno con respecto a los líderes.

“Largamos detrás y una lluvia torrencial nos impidió ir a fondo durante gran parte de la etapa. No vale la pena lamentarse y habrá que intentar recuperar en los próximos días”, reflexionó Nani Roma.

Entre las motos, el español Joan Barreda (Honda), fue penalizado con un minuto por exceso de velocidad que lo privó del triunfo en la etapa de hoy y del liderato en la clasificación general.

Con esta sanción al español, el argentino Kevin Benavides (Honda) se adjudicó un histórico triunfo en esta tercera etapa que se disputó entre Termas de Río Hondo y Jujuy.

De esta manera, el salteño se impuso con un tiempo de 2h31m03s por delante del portugués Paulo Gonçalves (Honda) y el francés Antoine Meo (KTM), pentacampeón del mundo de enduro, salta a la tercera colocación.

Además de Barreda, Pablo Quintanilla (Husqvarna) y Olivier Pain (KTM) fueron los penalizados en esta jornada.

Tras estos resultados, el eslovaco Stefan Svitko (KTM) asume el liderato en la clasificación general, tras finalizar cuarto en la etapa de hoy.

Con el dorsal 6, Barreda se había impuso con un tiempo de 2h30m37s, pero la penalización lo dejó quinto en la jornada de hoy tercero en la general, detrás del Benavides.

El piloto, de 32 años, había tenido un prólogo con victoria y tras esta sanción cede terreno en su intención de subirse al podio por primera vez en su sexta participación dakariana y superar su mejor actuación histórica: séptimo en 2014.

“Ha sido un buen día para mí, sobre todo después de la jornada de ayer, cuando me tocó abrir la pista. Hoy he salido en 7ª posición, lo cual es mejor”, había expresado Barreda antes de conocer la sanción.

“He podido mantener un buen ritmo durante toda la especial. Al final las diferencias son mínimas pero lo importante es estar en el grupo de cabeza. La idea es seguir como hasta hora, a la espera de que lleguen las etapas más complicadas a nivel de navegación”, había completado.

En tanto el argentino Benavides, que logró el primer triunfo histórico de un piloto de moto argentino en el Dakar enfatizó: “Estoy contentísimo. Ha sido además una bonita etapa, con unos caminos de montaña preciosos. Es un tipo de terreno que me gusta mucho. Llevo todo el año entrenando a tope para el Dakar, lo cual no quita que sea mi primera incursión y mi tercera etapa disputada”.

La jornada no fue buena para el australiano Toby Price (KTM) y el portugués Ruben Faría (Husqvarna), que no registraron buenas actuaciones en esta etapa.

“Había mucha gente, animales. En algunos sitios la gente estaba muy cerca de la pista, así que había que tener cuidado. No he querido arriesgar pues es solo el tercer día. En cualquier caso, tengo una buena posición para la salida de mañana, es importante estar en el grupo de cabeza”, enfatizó Price tras concluir el especial.

Al igual que sucedió ayer, el sector cronometrado de la prueba para esta tercera etapa fue reducido por motivos meteorológicos con un total de 201 kilómetros de especial.

En la jornada de ayer 75 pilotos también habían sido sancionados por exceso de velocidad, entre ellos Ruben Faria y Stefan Svitko.

En quads, el triunfo de esta tercera le correspondió al sudafricano Brian Baragwanath (Yamaha), con un tiempo de 02h42m35s, con apena 4 segundos de ventaja sobre el chileno Ignacio Casale (Yamaha), que mantuvo el liderato en la general.

El brasileño Marcelo Medeiros, que había sido tercero en la especial fue penalizado con dos minutos, dejando el tercer lugar en manos del polaco y defensor del título, Rafal Sonik, mientras que del argentino Marcos Patronelli fue cuarto, en un dominio absoluto de Yamaha.

Por último, entre los camiones, con una pista anegada y desgastada luego del paso de motos, quads y coches, y con un pequeño derrumbe en el camino tuvieron que reducir su especial.

El vencedor de la prueba fue el checo Martin Kolomý (Tatra), que con este triunfo ocupa la cuarta plaza en una general liderada por el holandés Stacey Hans (Man, segundo en la especial de hoy.

El tercer puesto, tanto de la jornada como de la clasificación general, corresponde al sorprendente argentino Federico Villagra (Iveco), con los Kamaz extrañamente retrasados.

La jornada del miércoles marcará el inicio de las etapas maratón con un recorrido de poco más de 200 kilómetros de especial para luego quedar en un parque cerrado sin asistencia, antes del cruce a la ciudad boliviana de Uyuni. EFE

fca/sd