jueves, 1 octubre 2020 16:11

El Atlético, un liderato de 41 puntos con 25 goles

Iñaki Dufour

Madrid, 3 ene (EFE).- El Atlético de Madrid regresó a la cima de la Liga un año y siete meses después con un 1-0 al Levante, con ocho goles en contra en 18 jornadas y con una rentabilidad altísima de sus tantos a favor, 25 para 41 puntos, que le sitúan como el líder menos goleador desde hace 22 años, desde el Deportivo de 1993-94.

Desde entonces, cuando el conjunto coruñés alcanzó este momento de la competición al frente de la tabla con 24 dianas, transformadas en 27 puntos (por entonces aún se contabilizaba el triunfo con dos puntos), ningún equipo con menos de 32 goles había liderado la clasificación a estas alturas de temporada en Primera División.

Con más diferencia aún en los últimos cursos. La pasada campaña, el Real Madrid ocupaba la primera posición con 42 puntos y 59 goles; hace dos, el Barcelona, con 53 puntos y 49 tantos; hace tres también era líder el conjunto azulgrana, con 61 dianas y 52 puntos; y hace cuatro, el club blanco estaba en la cima con 46 puntos y 63 goles.

En los últimos 22 años, entre la actual temporada y el citado curso de 1993-94, el propio Atlético de Madrid del 'doblete' de 1995-96, al frente de la clasificación con 42 puntos y 32 goles, y el Deportivo, en 2001-02, con 32 tantos y 33 puntos, han presentado la cifra más baja de goles para ser líderes tras dieciocho jornadas.

Ahora, el Atlético manda en la clasificación con 41 puntos, producidos por 25 goles y, sobre todo, por su firmeza defensiva, con sólo ocho tantos en contra, su mejor cifra en ese sentido en este momento de la temporada desde el 'doblete', en 1995-96, con siete. Ha dejado su portería a cero en once de los dieciocho encuentros.

De sus trece victorias, cinco fueron por 1-0 (ante Las Palmas, Espanyol, Sporting de Gijón, Betis y Levante), otras tantas por 2-0 (contra Eibar, Getafe, Real Sociedad, Granada y Rayo Vallecano), una por 0-3 -ante el Sevilla en el Sánchez Pizjuán- y dos por 2-1, contra el Athletic Club y el Valencia, ambas en el Vicente Calderón.

Desde su seguridad atrás, ha edificado su ascenso a la primera posición en esta campaña, a pesar de su déficit goleador -no marcaba tan pocos goles a estas alturas de Liga desde el curso 2006-07- o de que sus delanteros, salvo el francés Antoine Griezmann, con nueve en Liga, estén aún lejos de las expectativas goleadoras de este curso.

El colombiano Jackson Martínez ha logrado dos goles en este torneo (tres entre todas las competiciones) y Fernando Torres también ha marcado dos tantos, como el argentino Ángel Correa, que añade uno más en la Liga de Campeones. Su compatriota Luciano Vietto ha logrado uno en la Liga, uno en Europa y uno en la Copa del Rey.

“Obviamente, nos gustaría que los delanteros hagan goles siempre. Nos estamos repartiendo mucho los goles, con jugadores que entran del banco que nos están dando muchísimas alternativas. Y eso es muy bueno para el grupo y para el equipo. Me preocuparía si no creáramos ocasiones”, valoró el uruguayo Diego Godín tras el 1-0 al Levante.

Entre las dificultades goleadores de sus delanteros menos Griezmann, otros siete jugadores han aportado tantos desde otras líneas en esta Liga: los centrocampistas Koke Resurrección (2), Yannick Carrasco (2), Gabi Fernández (1), Saúl Ñíguez (1), Thomas Partey (1) y Tiago Mendes (1) y el defensa Diego Godín (1).

Suficiente para ser líder, con dos puntos y un partido más que el Barcelona, el aplazado que deberá jugar el conjunto azulgrana contra el Sporting de Gijón el próximo 17 de febrero en El Molinón.

“¿Presión? Ninguna. Simplemente ilusión y muchas ganas de seguir arriba peleando por la Liga, sabiendo que queda mucho, que es difícil, pero los hechos marcan que el Atlético es primero y vamos a pelear hasta el final”, remarca Godín, que añade: “Estamos muy tranquilos, muy conscientes de lo que queremos y hacia donde vamos”. EFE