Compartir

Sebastián Meresman

Buenos Aires, 31 dic (EFE).- El fútbol argentino obtuvo en 2015 un segundo puesto con su selección en la Copa América y, en clubes, River Plate logró tres títulos y Boca Juniors dos, en tanto que los directivos de la AFA vivieron unas elecciones presidenciales muy raras, pues 75 electores consignaron 76 votos en las urnas.

La selección Albiceleste llegó con Lionel Messi a la Copa América como el principal candidato al título que le es esquivo desde 1993. Pero perdió la final por penaltis ante Chile, reviviendo el desenlace del Mundial de Brasil 2014.

En octubre la Albiceleste sintió la falta de Messi, su capitán y goleador, ausente por lesión, y perdió por 0-2 ante Ecuador en el Monumental en el debut en las eliminatorias del Mundial de Rusia.

Los empates con Paraguay (0-0) y Brasil (1-1) y el ajustado triunfo sobre Colombia (0-1), también sin Messi, dejaron a Argentina en la sexta posición del torneo que da cuatro plazas directas en Rusia al quinto el derecho a jugar una repesca.

La selección sub'20 conquistó en enero el título del Sudamericano disputado en Uruguay, pero solo cinco meses después fue eliminado en la primera ronda del Mundial de Nueva Zelanda.

La selección sub'17 tenía como objetivo ganar el Mundial de la categoría jugado en Chile, el único título que falta en sus vitrinas, pero fue eliminada en la primera ronda.

La selección femenina mayor terminó última en los Juegos Panamericanos de Toronto.

La Asociación del Fútbol Argentino (AFA), dirigida de 1979 a 2014 por Julio Grondona, fallecido el 30 de julio del año pasado, tuvo este año una votación extraña ya que el presidente interino Luis Segura y el candidato Marcelo Tinelli empataron en 38 votos pese a que había 75 directivos habilitados para votar.

Tras el “error en el conteo”, ambos candidatos comenzaron una disputa por la fecha de los nuevos comicios. La Justicia estableció que sean a mediados de 2016.

La AFA permitió en septiembre el regreso de los hinchas visitantes a algunos estadios. La prohibición regía desde 2013 como una fórmula para frenar la escalada de violencia.

Sin embargo, menos de tres semanas después, el delantero de Aldosivi Pablo Lugüercio recibir una pedrada de hinchas visitantes.

Otro hecho de violencia ocurrió durante el partido de vuelta de los octavos de final de la Copa Libertadores cuando un fanático de Boca arrojó gas pimienta a los jugadores de River Plate que volvían a la cancha para jugar el segundo tiempo

El encuentro, que iba 0-0, fue suspendido y River Plate, que había vencido en la ida por 1-0, se clasificó a cuartos de final del torneo que finalmente ganó.

Los 'millonarios' también obtuvieron este año la Recopa Sudamericana y la Suruga Bank, pero perdieron en la final del Mundial de Clubes ante el Barcelona por 3-0 y fueron superados por Huracán en la Supercopa Argentina.

Huracán llegó a la final de la Copa Sudamericana y estaba ante la posibilidad de ganar el primer título internacional de su historia, pero el Independiente Santa Fe colombiano lo superó en penaltis.

Este año se jugó un torneo largo de 30 equipos en sustitución de dos competiciones. El campeón fue Boca Juniors, que también conquistó la Copa Argentina.

Sin embargo, el árbitro de la final quedó en evidencia con decisiones que favorecieron al Boca, a cuyas filas volvió el delantero Carlos Tevez.

Javier Saviola, Luis González y Pablo Aimar regresaron a River Plate para, al igual que Tevez, ganar un título con su exclub, pero Aimar se retiró del fútbol tras disputar unos pocos minutos debido a sus dolores musculares crónicos.

Lejos del país, Gonzalo Higuaín, Lionel Messi, Javier Mascherano, Sergio Agüero, Ángel Di María y otros jugadores de la Albiceleste triunfan con sus clubes e ilusionan a los argentinos con la Copa América Centenario y los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. EFE