Compartir

Iñaki Dufour

Madrid, 12 dic (EFE).- El sorteo de la Eurocopa 2016, con Suiza, Albania y Rumanía como rivales en el grupo A, reafirmó el papel de favorita de la selección de Francia, la anfitriona del torneo, en un cuarteto con claro pronóstico a favor del equipo 'bleu' frente a tres combinados secundarios en el presente del fútbol continental.

Ni Suiza, que nunca ha superado la fase de grupos del torneo, ni Rumanía, cuyo mejor resultado son los cuartos de final de 2000, ni Albania, debutante en la competición y con un balance histórico de partidos oficiales europeos que sólo incluye 18 triunfos en 93 duelos, están hoy por hoy a la altura del potente conjunto galo.

Le acompañó la suerte a Francia, doble campeona de Europa (1984 y 2000) y una vez del Mundo (1998), a la que ni el conflicto interno con el francés Karim Benzema, apartado de la selección por su supuesta implicación en el 'caso Valbuena', le restan puntos como candidato número uno a la primera posición rumbo a octavos de final.

Dirigida por Didier Deschamps, sin la carga que supone disputar la larga fase de clasificación por su condición de organizador y con hombres como Antoine Griezmann, Paul Pogba, Raphael Varane, Blaise Matuidi, Olivier Giroud o Anthony Martial, entre un bloque de muy buenos futbolistas, todo lo que no sea ser primera de grupo será una decepción para Francia, que abrirá el torneo el día 10 de junio.

Lo hará en Saint Denis frente a Rumanía, que vuelve al torneo después de su ausencia en 2012 y con una fase de clasificación sin derrotas, en la que ha repartido victorias y empates, cinco de cada uno, para cerrar la ronda en la segunda posición, por detrás de Irlanda del Norte, y con sólo dos goles en contra en diez duelos.

Sus datos defensivos, sensacionales en la ronda previa, advierten contra cualquier exceso de confianza a Francia, que también se cruzará con Suiza, también segunda en la clasificación, ésta por detrás de la sólida Inglaterra. No ha superado nunca la primera fase del torneo en sus tres participaciones previas: 1996, 2004 y 2008.

Ahora quiere más, con el lateral de largo recorrido y velocidad Stephan Lichsteiner, del Juventus, o con el delantero Xherdan Shaqiri, ahora en el Stoke City, dos de sus nombres destacados en la actualidad y de sus argumentos para pelear como mínima por la segunda plaza e inquietar el previsible liderato de Francia.

Las opciones son mucho más limitadas para Albania, en su histórico debut en la fase final de la Eurocopa. A ella llega como segunda de grupo en la clasificación, como Suiza y Rumanía, y beneficiado por la ampliación a 24 plazas para la competición. Ya espera su anhelado estreno el 11 de junio ante Suiza en Lens.

Será la culminación de un desafío dirigido por el entrenador italiano Gianni De Biasi, extécnico del Levante, al mando de un conjunto que asume el torneo sin nada que perder y con el recuerdo de que el pasado 13 de junio se impuso en un amistoso a Francia (1-0), un aviso para la indudable favorita del grupo A. EFE.