Compartir

El Atlético de Madrid ha conseguido este martes la primera posición del grupo C tras derrotar al Benfica (1-2) gracias a los goles de Saúl Ñíguez y Luciano Vietto, uno de los mejores, por lo que jugarán en octavos de final sabiendo que el partido de vuelta será en el Vicente Calderón y evitando a algunos de los 'ogros' europeos como Juve o Bayern. 

El Atlético se tomó la revancha en el estadio de La Luz de Lisboa. Superó al Benfica (1-2) y dejó atrás al resto de rivales. En pleno crecimiento, el conjunto de Diego Pablo Simeone sumó ujn nuevo triunfo, una buena imagen y más confianza. Solo sufrió en el último cuarto de hora. Después de que el griego Konstantinos Mitroglou acortara distancias (1-2). Así, el Atlético estará en octavos como primero y el Benfica como segundo de grupo. El Galatasaray, que empató en Estambul con el Astana (1-1), pasará a disputar la Liga Europa.

Por su parte, al Real Madrid que tenía amarrado el primer puesto, la última jornada le sirvió para que el equipo se diera un festín anotador, rehabilitara su autoestima y agrandara las cifras de Cristiano Ronaldo, que batió el récord anotador en la fase de grupos.

El Real Madrid hizo trizas al Malmoe (8-0). Cristiano hizo la mitad. Deja con once dianas el primer tramo del torneo. Más que nadie en la historia de la competición. Karim Benzema se marchó con tres en la mochila. El croata Mateo Kovacic completó la cuenta blanca.

El Sevilla, por su parte, se traslada a la Liga Europa. Pudo con el Juventus en el Sánchez Pizjuán y defenderá esa corona continental conquistada en las dos últimas temporadas tras un paso efímero por el principal torneo europeo.

El varapalo más grande se lo llevó el Manchester United, que culminó su fracaso y cayó en Alemania incapaz de alcanzar, si quiera, los octavos de final de la Liga de Campeones que amarraron, como campeones de grupo, su propio verdugo, el Wolfsburgo.

El equipo de Louis van Gaal tuvo una despedida precipitada de la Liga de Campeones. Y eso que tuvo el partido a favor a los diez minutos con el gol del francés Anthony Martial, que finalizó un buen pase del español Juan Mata. Pero antes de la media hora, el brasileño Naldo y el portugués Vieirinha pusieron por delante al subcampeón germano.

Un gol en propia puerta de Joshua Guilavogui dio aire al cuadro inglés a ocho minutos del final. En ese momento contempló la clasificación. Pero un nuevo gol de Naldo, en el 84, sentenció la derrota del Manchester y dejó al Wolfsburgo como el mejor del cuarteto.

Al conjunto germano le acompañará a octavos el PSV Eindhoven, que sufrió, remontó y, finalmente se clasificó tras superar al CSKA Moscú por 2-1 en el Phillips Stadium. El cuadro ruso, sin nada en juego, se puso por delante con un penalti transformado por Sergei Ignashevich. Pero en seis minutos el combinado holandés dio la vuelta a la situación con los tantos de Luuk De Jong y Davy Propper.

Además, el Manchester City tumbó al Borussia Monchengladbach, terminó como campeón de grupo y, de paso, contribuyó a que el Sevilla permaneciera en Europa. Favor por favor. El campeón italiano perdió en Sevilla. Un exjugador, Fernando Llorente, propició la derrota del Juventus. Al mismo tiempo, un final espectacular del conjunto de Manuel Pellegrini impulsó al City, que atravesó hacia octavos como primero.

El español David Silva encarriló el partido para el equipo de Manchester pero el acierto de Julian Korb y, al borde del descanso, del brasileño Raffael, situaron por delante al cuadro germano. El tramo final fue espectacular. Apareció Raheem Sterling que hizo dos goles en dos minutos para devolver al liderato a su equipo. El marfileño Wilfried Bony redondeó el triunfo inglés (4-2).