Compartir

Guatemala, 4 dic (EFE).- El magistrado de la Corte de Constitucionalidad (CC) de Guatemala Héctor Trujillo, secretario general de la federación nacional de fútbol, fue arrestado hoy en Estados Unidos, informó una fuente oficial.

La presidenta de la CC, Gloria Porras, precisó, en declaraciones a los periodistas, que este viernes el embajador de EE.UU. en Guatemala, Todd Robinson, le comunicó vía telefónica la detención del magistrado, quien ya fue puesto a disposición de las autoridades de ese país.

La fiscal general de EEUU, Loretta Lynch, anunció ayer jueves acusaciones de corrupción contra 16 altos cargos y exdirectivos de la FIFA, entre ellos Trujillo, imputado por dispensar “Justicia, mientras solicitaba sobornos y vendía su influencia dentro de la FIFA”, máximo órgano de dirección del fútbol mundial.

Trujillo, que en Guatemala dispone del proceso de antejuicio para evitar que se le investigue, en su calidad de funcionario, por razones “espurias o políticas”, no tiene esta garantía en Estados Unidos, ya que en ese país rigen otras reglas y eso es “inaplicable” fuera del territorio guatemalteco.

Cuestionada por si Trujillo dejará su cargo dentro del mayor órgano judicial del país, la presidenta de la CC indicó que a nivel nacional se toma en cuenta el dictamen de una prisión preventiva para adoptar esa decisión.

No obstante, agregó, el pleno de magistrados puede adoptar otra determinación, pero ese extremo hay que debatirlo en pleno y se hará el próximo lunes.

Porras reconoció que esta noticia “ha afectado” en la corte, pero abogó por guardar “la calma” y no precipitarse en tomar decisiones “apresuradas”, sino esperar a que el juez de EE.UU. determine si dicta o no detención provisional.

“Creo que el país ha venido sufriendo en los últimos tiempos el desgaste de funcionarios señalados”, abundó Porras, al tiempo que reconocía el gran “impacto” del caso.

Lynch anunció el jueves nuevas acusaciones de corrupción contra 16 altos cargos y exdirectivos de la FIFA, máximo órgano de dirección del fútbol mundial, a los que responsabiliza de “secuestrar” al deporte para enriquecerse durante 24 años.

La investigación por sobornos, que alcanzarían los 200 millones de dólares, incluye 92 cargos por delitos que van desde organización mafiosa y fraude masivo hasta blanqueo de dinero, y los acusados, de los que ocho ya se han declarado culpables, se enfrentan a un máximo de 20 años de prisión.

Los nuevos cargos golpean especialmente a directivos de la FIFA en Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá.

El presidente de la Federación Nacional de Fútbol de Guatemala (Fedeguat), Brayan Jiménez, dijo ayer jueves que es “inocente” de las acusaciones de corrupción en su contra y pidió cautela, por tratarse hasta ahora de una investigación. EFE