Compartir

La guerra entre los fans de Valentino Rossi ha pasado de ir contra los seguidores españoles de Marc Márquez, a todos los deportistas españoles en general. Los italianos están estos días haciendo alarde de mala educación contra todo lo que tenga que ver con los éxitos deportivos relacionados con nuestra bandera. 

Después de que Álvaro Morata, jugador de la Juventus, haya recibido insultos, también el nadador español Carlos Hernández ha sido pitado por los italianos al ganar la medalla de oro de los 100 metros braza de los Europeos de Natación para deportistas con Síndrome de Down. Que el mundial de Moto GP se le haya escapado de las manos a Rossi no ha sentado nada bien. 

El entrenador del afectado, Joaquín Juárez, explicó en 'El partido de las 12' que “durante los días del campeonato nos estuvieron increpando con gritos de ¡Márquez 'biscotto'!”. Los italianos siguen en pie de guerra con el tema Rossi-Márquez, intentando desprestigiarle al tacharlo de 'gay', que no debería ser ninguna deshonra, o insultando al piloto español en las tertulias de programas deportivos. Suma y sigue.