Compartir

El culebrón entre Valentino Rossi y Marc Márquez continúa después de que el mundial fuera a parar a manos del español Jorge Lorenzo y copando los titulares por la patada del italiano al español. El odio no cesa y la prensa italiana sigue intentando desprestigiar al piloto de Honda tachándole de homosexual porque “frecuenta locales de ambiente gay”. 

Algunos diarios del país están utilizando argumentos como que nunca se la ha conocido novia ni sale a cenar con ninguna mujer para llamarle gay, que, por otra parte, tampoco debería ser ninguna deshonra, pero usar la tendencia sexual de alguien con tintes homófobos y de burla es un tema muy serio. La Agrupación de deportistas homosexuales, transexuales y bisexuales ya han presentado una denuncia pública a estas declaraciones que les parecen “repugnantes”

Pero la cosa no se queda ahí y es que no tuvieron suficiente con que dos reporteros italianos se metieran en su casa para grabarle y agredirle supuestamente, que también aseguran que “tiene una relación simbiótica con su madre”, o insultos como “cretino” o epígrafes bajo el título de “la gran estafa”

Los periodistas italianos continúan al pie de guerra con el debate Márquez y Rossi y probablemente no se les olvide en un tiempo, ya que para ellos es muy querido el Doctor. Excusa con la que justifican que la actitud de Márquez sea propia del “antideporte”. Cada uno que saque sus propias conclusiones.