Compartir

El conjunto 'che' no tuvo una noche soñada, todo lo contrario. Un mal comienzo entregó mucho terreno a su rival, que fue ganando en comodidad con el paso de los minutos. Sobre todo cuando Hulk, el gran protagonista del partido, logró el 0-1 de fuerte disparo. Apenas habían pasado nueve minutos y esa fue la carta de presentación del Zenit. 

Ya no afloran los petrodólares, ni los fichajes de relumbrón en Rusia, pero el conjunto de André Vilas Boas es un excelente ejemplo de orden y seriedad, sobre todo, en los metros finales, donde introduce una marcha más para descolocar a sus rivales. Este miércoles, el Valencia poco pudo hacer en manos de los rusos, al menos en la primera media hora de partido. Y eso que Cancelo estrelló el cuero en el poste a los dos minutos.

El fútbol ficción volverá a apoderarse del seguidor valencianista, pero a partir de esos minutos sólo un cabezazo de Piatti inquietó la meta defendida por Lodygin, que no dio mucha confianza durante todo el encuentro.

Pasaron los minutos hasta que Hulk, sin que nadie lo esperase, sacó un latigazo desde fuera del área que se tragó Jaume, el joven sustituto del australiano Ryan. El 0-2 pareció tumbar al Valencia, pero la reacción de los 'ches' fue encomiable tras el descanso. 

ANDRÉ GOMES LIDERA LA REACCIÓN

El centrocampista del Valencia, tras varias acciones sin suerte, fue el encargado de liderar la reacción de su equipo. Asociaciones constantes y mucha solidez en el centro del campo sirvieron para que los de Nuno fuesen a más. Sin embargo, fue Cancelo el primero en recortar distancias con un 'centro-chut' que sorprendió al meta de los rusos.

El gol avivó a los locales y les dio licencia para crecerse con el 2-2, obra de André Gomes en una jugada personal. El tanto le enseñó el camino al Valencia, que -por contra- se llevó un duro mazazo por la respuesta del Zenit. 

Witsel, nuevamente desde fuera del área, volvió a perforar las redes del conjunto de la capital del Turia. El Valencia lo siguió intentando, pero no encontró la forma de sumar un punto. La derrota obliga al Valencia a no fallar en sus próximos compromisos ante el Gent y el Olympique de Lyon, que firmaron tablas (1-1) este miércoles.