Compartir

Jonathan González, ex árbitro canario que ejerció hasta 2013 como asistente en el grupo 12 de la Tercera División, ha sido asesinado en su vivienda de Buga (Colombia) después de que un grupo de atracadores le asaltara en plena madrugada a balazos con el objetivo de robarle cualquier objeto de valor que pudiera haber en su interior.

Según ha confirmado la Federación Interinsular de Fútbol de Las Palmas, el grupo de atracadores también ha asesinado a su compañera sentimental– por la cual se trasladó a vivir a Colombia, ya que era nativa de allí- y a un hijo que tenían ambos en común.

“Su trágico fallecimiento ha causado honda consternación entre los miembros del colectivo arbitral de la provincia de Las Palmas, donde se granjeó no sólo la amistad de sus compañeros sino el respeto de los propios equipos de base, por su particular forma de ser y su carácter divulgativo”, aseguran desde la Federación.

La Policía colombiana se encuentra en estos momentos investigando lo ocurrido aunque, por el momento, no han hallado ningún tipo de pista que pueda ayudar a comprender si hubo algún motivo externo que haya podido desencadenar el triple asesinato.

González, iniciado como asistente en La Palma, creció como árbitro en Gran Canaria y después de su rápido ascenso a Tercera División, se planteaba como una de las referencias de Canarias por su “humildad” y su “carácter divulgativo”.