Compartir

Chris Froome, corredor del conjunto Sky, se ha convertido en el virtual ganador del Tour de Francia después de conservar, con muchas dificultades, el maillot amarillo en la penúltima etapa de la ronda gala con la llegada en la estación alpina de Alpe D´Huez.

Froome, que partía con 2:37 de ventaja sobre Nairo Quintana, vio como el conjunto Movistar inició una dura batalla en el primer puerto de la jornada, el de la Croix de Fer donde, primero un combativo Valverde y más tarde el propio colombiano dejaban al británico sin compañeros de equipo.

Sin embargo, el británico era capaz de reaccionar a tiempo y enganchar con la dupla de Movistar justo al coronar la subida. Las cosas se tranquilizaron en la bajada pero la subida de Alpe D´Huez volvió a desatar las hostilidades.

Nibali sufría un pinchazo justo antes de comenzar el puerto, algo que le eliminaba de lucha por el podio. Esa situación tranquilizó a Valverde, que atacó para ayudar en la causa a Nairo Quintana, al  cual aguantó unos kilómetros.

El ritmo del colombiano reventó, de nuevo, al equipo Sky, incluido al propio Froome, que no era capaz de seguir el ritmo de sus compañeros de equipo.

La ventaja subía kilómetro a kilómetro y llegó a rondar el minuto y medio de ventaja entre ambos corredores, insuficiente, eso sí, para que Nairo Quintana pudiera llevarse el Tour.

Con la general ya decidida, Quintana intentó buscar la victoria de etapa pero Thibaut Pinot, corredor de la FDJ, aguantó hasta el final y arrebató el triunfo al corredor de Movistar, conjunto que consigue la segunda y la tercera posición en el podio de París pero que se va del Tour sin victoria de etapa.