Compartir

El Deportivo de la Coruña ha decidido cancelar la incorporación del futbolista Julio Rey debido a la publicación de varios mensajes en su cuenta de Twitter en el año 2012 en los que insultaba al club (“PUTA DEPOR, PUTA RIAZOR”).

El futbolista, que iba a ser fichado por el club gallego para el filial del Depor, que juega en la Tercera División, ha lamentado los mensajes que escribió en ese momento en las redes sociales y que ha aprovechado para pedir perdón por los desafortunados tuits. Asimismo, Rey asume su responsabilidad y el “precio” que pagará por ello.

“Un comentario desafortunado el mío, cuando contaba con 17 años, y quizás no entendía la repercusión o lo que ello podría acarrear. Es hoy, tres años después, cuando veo las consecuencias y donde he pagado el precio más alto posible. Lo asumo”, asegura el futbolista en un comunicado.

El Deportivo de la Coruña, por su parte, ha asegurado que un jugador merece vestir la camiseta del club si es “ejemplo de deportividad, respeto por los rivales, compromiso y sentimiento positivo hacia el equipo, su escudo y los valores que representa”.

Ahora, Julio Rey deberá esperar si el mercado de fichajes le ofrece otra opción. Eso sí, el jugador ya tiene la cruz puesta y esta situación podría provocar que varios clubes mediten si su incorporación debe o no ser correcta.