Compartir

Mercedes y Hamilton están dispuestos a brindar a todos los seguidores de la Fórmula 1 un Mundial tan apático y aburrido como el del año pasado. En la primera carrera del año, la de Australia, las cosas parecen ir por los mismo derroteros.

El piloto británico ha conseguido la pole del GP de Australia de manera solvente, sacándole cuatro décimas a su compañero de equipo, el alemán Nico Rosberg. Los Mercedes han vuelto a sacar los colores a todos sus rivales, ya que Massa, tercero, ha acabado a más de un segundo de Lewis Hamilton.

Buen rendimiento de Ferrari con Kimi Raikkonen y Vettel en cuarta y quinta posición, respectivamente, y todo lo contrario de los McLaren con un coche que está completamente por hacer. ¿El resultado? Button y Magnussen, penúltimo y último, ya que los Manor no salieron a pista, algo que supone que Roberto Mehri tendrá que esperar en su debut en Fórmula 1.

El que sí lo ha hecho y por 'la puerta grande' ha sido Carlos Sainz Jr., que ha acabado los entrenamientos oficiales en octava posición, luchando hasta el último segundo de la Q3 con el Red Bull de Daniel Ricciardo. El piloto de Toro Rosso ha superado a su compañero de equipo, Verstappen, que no pudo superar la Q2 y saldrá 12º.