Compartir

Alexis Sánchez no termina por adaptarse a la Premier League. Después de un comienzo de temporada brillante y unas cifras goleadoras espectaculares- 12 goles en 19 partidos- el futbolista chileno parece estar en crisis. Pero en crisis futbolística porque personalmente goza su mejor momento.

Y es que los medios chilenos apuntan ese motivo como principal culpable del bajón del 'niño maravilla', que personalmente le va tan bien que el sexo le está nublando la vista en sus partidos con el Arsenal. Al parecer, la española Laia Grassi le había pedido una mayor atención al exjugador del Barcelona y este estaría mucho más disperso en el terreno de juego. 

El técnico de los 'Gunners', el mítico Arsene Wenger, estaría meditando que Alexis pasara por el banquillo en el partido que juegan los londinenses este fin de semana en The Hawthorns ante el West Brom. En la ciudad londinense están especialmente mosqueados tras la inesperada derrota del Arsenal en el Emirates ante un rival como el United y la afición estçá cargando su ira hacia varios jugadores, uno de ellos el propio Alexis. 

El jugador ha preferido no pronunciarse sobre estas acusaciones y ha hablado donde tiene que hacerlo, en el campo, donde fue uno de los jugadores más destacados del partido de Champions ante el Borussia de Dortmund, en el cual anotó un gol.