Compartir

La árbitro argentina Salome Di lorio recibió un tremendo balonazo en la cabeza durante el partido que enfrentaba a Liniers y Centro Español (4-0). Tras el golpe, Salomé se tambaleó y cayó al suelo, lo que provocó que los futbolistas acudieran en su ayuda. Tras unos minutos de incertidumbre y con el visto bueno de los médicos, la árbitro pudo reincorporarse y continuar al frente del partido.

Di lorio, de 34 años, es la primera mujer en Argentina que ha dirigido un partido de fútbol como juez en partidos de hombres. Estuvo en la Copa América 2009 y en el torneo femenino de los JJ.OO de Londres 2012.