Compartir

Douglas Pereira jugó sus primeros minutos como azulgrana ante el Málaga en La Rosaleda, pero su debut no convenció del todo. El lateral brasileño ocupó la banda derecha durante 73 minutos, hasta que fue sustituido por Adriano, y sus intervenciones brillaron por su timidez y falta de precisión.

Además, el exjugador del Sao Paulo cometió algunos deslices defensivos que rápidamente fueron solucionados con las coberturas de Rakitic y Jordi Alba.

Tras su discreto partido, el brasileño habló sobre el empate a cero de su equipo y lo calificó de “buen resultado”. “Estoy contento de sacar un punto. No es un mal resultado. Estamos en el Barça y tenemos que salir siempre de los partidos con un resultado positivo”.

Sobre su debut, el defensa aseguró que le falta “entrar en el ritmo del partido” y debe “seguir trabajando para ello” ya que “es difícil jugar con un equipo tan echado atrás”.