Compartir

La juez Thokozile Masipa ha declarado este jueves al atleta paralímpico Oscar Pistorius “no culpable” de asesinato premeditado por la muerte de su novia Reeva Steenkamp la noche del 14 de febrero de 2013, por lo que el atleta se libra de la cadena perpétura (25 años antes de pedir condicional).

Durante dos horas y media la juez sudafricana ha leído un total de 100 páginas donde se mostraban los planteamientos de la defensa y de la acusación, la cual pedía un mínimo de 25 años de cárcel para Pistorius.

El atleta siempre se ha declarado inocente ya que aseguró que confundió a Reeva con un ladrón. Además Masipa ha descartado los testimonios de dos de los testigos, Michelle Burger y su marido, Charl Johnson, quienes aseguraron escuchar gritos procedentes de la casa de Pistorius antes de los disparos, por no considerarlos “fiables”. 

La juez también ha leído el informe psiquiátrico al que fue sometido el atleta paralímpico en el cual se reconoce que era capaz de discernir entre el bien y el mal en el momento de los hechos.

Ahora sólo queda conocer si se le declara culpable de homicidio u homicidio involuntario. Una condena por homicidio supone en Sudáfrica un máximo de 15 años.