Compartir

Entre apelaciones a los ausentes, al espíritu de Xavi y Xabi Alonso, España juega esta noche en París ante Francia un primer test serio, la primer aprueba de la nueva España de cara a la Euro de 2016. Y es que Francia no es cualquier rival. Una primera hornada de futbolistas sustituye a lo ausentes. Hay que hacer rodaje ty pruebas. Tras el varapalo de Brasil, tienen que pensar únicamente en volver a ser competitivos. Ni más ni menos.

Parte del mecano que se construyó en las etapas pasadas, desde Luis al propio Del Bosque, tiene que afinarse con nuebvas piezas. Ya no estarán quienes engrasaban la maquinaria en ataque y en defensa. Se fue Puyol, hizo lo propio. Xavi, se marchó Xabi Alonso y lo dejó Villa… piezas fundamentales que encajaban un equipo de ensueño. Quedan Iniesta y Silva. Queda parte de la esencia. “Tenemos que conservar el espíritu de Xavi y Xabi Alonso”, aseguró ayer Del Bosque en la rueda de prensa previa al choque ante Francia. Y ahondó en el asunto de manera muy clara: Xavi es más importante que el propio entrenador”.

Con estos ingredientes, el partido contra Francia es el comienzo de una nueva era.Queda la duda de si Del Bosque saldrá con todo o si guardará algo para sorprender a Macedonia, partido que ya no será en 'broma'. En cualquier caso, Koke será alfa y omega para el futuro, junto a Cesc y Busquets, y se insistirá en Diego Costa, tan bueno en el Chelsea como en el Atlético aunque discreto, casi inédito con  España. Y parece que Carvajal, por fin, se estrenará con el equipo nacional. Así, los cambios más llevaderos están en los Koke, Thiago, Iturraspe o Isco, que, junto a otros jugadores más veteranos como el propio Iniesta, Silva, Busquets o Cesc, deben recoger la responsabilidad que les toca. Es verda que  Koke o Iturraspe nunca serán Xabi Alonso y Thiago nunca será Xavi Hernández. Quedará la esencia bajo otra cobertura.

Esta noche en Saint Denis se verá el primer partido de la 'nueva España'. Carvajel, San José, Ramos y Jordi Alba estarán atrás junto a Casillas. En el medio formarán Busquets, Koke y Casc Fábregas y en ataque saldremos con Silva, Pedro y Diego Costa, previsiblemente. Es verdad, hay nombres nuevos, pero el juego de España debe prevalecer ante la Francia en maduración de l os Benzema, Cabaye, Sakho y compañía.