Compartir

El Southhampton, dirigido esta temporada desde el banquillo por Ronald Koeman, consiguió la cesión del defensa belga. La puja por Alderweireld era con el Newcastle, pero las 'urracas' querían incluir en el contrato de cesión, una opción de compra que en el Calderón no veían con buenos ojos teniendo en cuenta la calidad de Toby. Además lo del norte ofrecían menos dinero al Atlético.

Alderweireld y su ficha, cinco millones brutos por temporada, era el último escollo que tenían el Atlético para cerrar el fichaje del extremo Cerci procedente del Torino. Pero el Atlético avanzaba tanto en el día de ayer, que Cerci cogía un avión destino a Madrid. En el Calderón ayer ya se daba por hecha la marcha del belga a Inglaterra.

El Atlético le presentó hace días una propuesta firme del Mónaco, pero Alderweireld estaba decidido a esperar un destino en la Premier. Por otra parte, el Atlético ataba ayer también la salida de Bono, que será portero del Zaragoza. Se unía a la ya apalabrada desde hace días de Insua al Rayo. El último capítulo, si no hay sorpresas de última hora, en torno a las salidas lo protagonizaba el Cebolla. El uruguayo no estaba decidido a abandonar el Atlético y durante el día de hoy deberá decidir qué hace. A Simeone no le sobra su presencia, aunque fue el jugador el que dijo que necesitaba salir del club.