Compartir

Lo que mal empieza, mal acaba. Así se puede resumir la relación entre Fernando Torres y José Mourinho. El exfutbolista del Atlético deja el Chelsea para probar suerte en la liga italiana, donde le acogerá el Milán para las dos próximas temporadas.

La entidad 'blue' matiza que para que el acuerdo se materialice falta que el de Fuenlabrada acuerde los términos personales del contrato con los milanistas y que pase el pertinente reconocimiento médico.

Torres llegó al Chelsea en enero del año 2011 procedente del Liverpool-donde había jugado las tres temporadas y media anteriores-, en un traspaso que se cerró en 58.8 millones de euros, el fichaje más caro hasta aquel momento en la Premier League.

Con el equipo inglés, Torres fue campeón de Europa en el año 2012 y campeón de la Europa League, con gol suyo en la final, al año siguiente.