Compartir

El delantero camerunés Albert Ebossé, jugador del JS Kabylie y máximo goleador de la Liga de Argelia con 17 tantos, falleció el sábado tras recibir un golpe en la cabeza con una piedra lanzada desde la grada, según informó el Ministerio de Interior del país norteafricano.

Ebossé, de 24 años y que había sido padre esa misma mañana, recibió una pedrada mortal tras el partido que su equipo perdió ante el USM Alger por 1-2, con gol suyo. El jugador fue trasladado al hospital, pero falleció de camino al mismo por un traumatismo craneoencefálico.

El Ministerio del Interior y de Administración Local ya ha dado orden para que se abra una investigación que aclare las circunstancias de la muerte de Ebossé.

“El fútbol africano no debe convertirse en terreno abonado para hooligans“, dijo el presidente de la Federación Africana de fútbol, Issa Hayatou. “La violencia no tiene lugar en el fútbol africano ni en el deporte”, afirmó.

Ebossé jugó seis veces por el equipo nacional de Camerún y con 17 goles fue la temporada pasada el máximo goleador de la Liga profesional argelina.