Compartir

Se acabó el culebrón del verano, en cuanto a la segunda división se refiere. El magistrado del juzgado de lo Mercantil nº 7 de Madrid se ha pronunciado sobre el conflicto de la Liga Profesional de Fútbol y el Real Murcia permitiendo que la sanción de descenso a la división de bronce se haga efectiva.

En su auto, el juez Javier Vaquer Marín ordena a la LFP a que inscriba al Real Murcia en la Liga Adelante, pero señala que puede tener eficacia la sanción. Por otra parte, el magistrado ha señalado que no tiene competencia para dilucidar si el Murcia puede o no competir esta temporada en segunda división.

De esta forma, el Murcia arrancará el curso en la categoría de bronce, mientras que el Mirandés disputará este fin de semana el primer partido de la temporada ante el Lugo.