Compartir

El acuerdo es total y el defensa brasileño se vestirá de azulgrana. Aunque en principio Douglas seguiría jugando como cedido en el Sao Paulo la posible marcha de Alves antes de que se cierre el mercado provocaría la inminente llegada del 'otro ' brasileño a la Ciudad Condal.  

Aunque es verdad que no han llegado ofertas convincentes por Dani Alves, y todas están muy lejos de los nueve millones de euros que gana por temporada, Alves ve con buenos ojos marcharse con la carta de libertad en su poder, algo que le garantizaría un último gra contrato de cierta duración. 

La segunda parte del asunto, la idoneidad de Douglas para ocupar la banda derecha del Nou Camp, una vez que es un jugador que no ha llegado a debutar con la canarinha pese a sus 24 años, centra ahora mismo el debate entre la hinchada culé. Es verdad que hay ejemplos de otros jugadores que resultando desconocidos en Europa, su llegada a clubes del viejo continente supusieron una irrupción brillante. Pero cada vez ocurre menos. 

Además, en contra de su llegada, juega el hecho de que aterrizaría de la mano de la empresa Traffic, que posee el 40% de los derechos del futbolista, y que recordemos, también trajo a Barcelona a dos grandes fiascos, Keirrison y Henrique, que fueron fichados por el club cuando Laporta era el presidente y que costaron 22 millones entre los dos. Al igual que Douglas, eran jugadores desconocidos en el panorama futbolístico mundial.