Compartir

La catalana, que llegó a la final con la segunda mejor nota en la preliminar del ejercicio libre y en la de rutina técnica, realizó una coreografía llena de figuras complicadas, realizadas con control, ideada por Gemma Mengual y la francesa Virginie Dedieu, lo que le valió una puntuación en la final de 93.7000.

La nota prácticamente le garantizaba la deseada plata, ya que poco antes la ucraniana Anna Voloshyna, su principal rival, veía un 92.3333 de los jueces -para un total de 181.8341- que le apeaba de la lucha por la segunda plaza.

Sin oposición alguna, la rusa Svetlana Romashina, que en estos campeonatos se ha centrado sólo en el solo, se hizo con la medalla de oro con un ejercicio inspirado en la figura de Marilyn Monroe. Su 95.8333, que le permitía sumar una insuperable puntuación de 189.6584, le garantizada el dorado.

De esta manera, Carbonell consigue su medalla número 28 en competiciones internacionales. Además, España consigue así en estos Europeos la tercera medalla del equipo de sincronizada, tras el bronce en dúo y de equipo, y la cuarta de la delegación española, con el bronce de Mireia Belmonte en la prueba de 5 kilómetros de aguas abiertas. Este domingo todavía está en juego otra medalla, en combo.