Compartir

La Comisión de Disciplina de la FIFA ha decidido mantener la sanción de ocho partidos al jugador del Barça, Luis Suárez, tras el indiscriminado mordisco a Chiellini en el encuentro del pasado Mundial que enfrentaba a Italia y Uruguay.

Así lo han decidido en su última reunión de urgencia, en la que no ha servido de nada la apelación realizada desde la selección charrúa y que obligará a Suárez a perderse los próximos partidos con el combinado nacional. El primero de ellos ya lo cumplió en el propio Mundial en el partido que disputaron los uruguayos ante Colombia.

En esta reunión, la comisión de la FIFA también ha cerrado los otros casos pendientes del pasado Mundial. El seleccionador griego, Fernando Santos, deberá cumplir otros ocho partidos de sanción por su “comportamiento antideportivo ante los colegiados” en la prórroga del Costa Rica- Grecia mientras que Aldo Espósito, miembro del combinado italiano, ha sido sancionado con seis partidos por el mismo motivo.

Todas ellas se deberán cumplir en los partidos oficiales de las selecciones absolutas de estos equipos.