Compartir

En pleno proceso judicial por el asesinato de la modelo Reeva Steenkamp, Oscar Pistorius se ha visto envuelto en un nuevo escándalo. El atleta paralímpico fue expulsado el pasado viernes de una discoteca de un conocido barrio de Johannesburgo. Según informa el diario 'The Star', esto se produjo después de que el sudafricano protagonizara una pelea, en estado de embriaguez, con otro cliente.

La portavoz de la familia Pistorius, Anneliese Burgess, aseguró que el atleta “fue atacado agresivamente” por otro cliente con motivo del juicio por el asesinato de Reeva. 

Sin emabargo, esta versión contradice la que recogen los medios locales. Según la mayoría de rotativos, “Pistorius habría insultado al presidente Jacob Zuma y su familia en voz alta, lo que habría generado que un cliente se enfrentara a él“.

Este cliente es Jared Mortimer y según su versión Pistorius “estaba borracho y comenzó a insultarme a mi y a mis amigos, para luego comenzar a golpearme en el pecho”. 

No es la primera vez que Oscar Pistorius protagoniza altercados de este tipo. Hace mas de un año, poco después de la muerte de Reeva, tuvo que abandonar un club cercano tras recriminarle el resto de clientes un comportamiento indecoroso en el que se le vio beber mucho y divertirse con mujeres.