Compartir

Tal y como publica el diario El País, los partidos de fútbol supuestamente benéficos que el astro argentino del Barcelona Leo Messi celebró durante los años 2012 y 2013 en seis países americanos, desde Estados Unidos hasta Colombia, México o Perú, están bajo sospecha judicial. La Guardia Civil sigue la pista desde hace tiempo a cinco transferencias bancarias por un importe de casi un millón de euros procedentes de los organizadores de al menos dos de esos eventos benéficos que acabaron en una sociedad radicada en paraísos fiscales del Caribe.

En los justificantes oficiales y anotaciones de esas transferencias de dinero se sugiere que los destinatarios del dinero fueron “G. Marín-Messi”. Se da la circunstancia de que Guillermo Marín es la persona a quien Messi encomendó la gestión de sus partidos benéficos, denominados 'Messi y sus amigos contra el resto del mundo'.

Según la opinión de los investigadores algunos de los partidos benéficos fueron organizados por las mismas personas que después cobraron los fondos obtenidos parapetados desde sociedades en paraísos fiscales. En decir, en realidad, benéficos no eran. El caso es que ahora, según cuenta el diario El País, el juzgado de instrucción 51 de Madrid ha abierto diligencias en relación con estos eventos deportivos por los delitos de blanqueo de capitales y fraude fiscal. Y hay que explicar que estas diligencias están al margen del expediente que recientemente le abrió la Agencia Tributaria a Messi por ocultar al fisco cobros por sus derechos de imagen.

En este caso, los agentes del instituto armado investigan una supuesta trama colombiana que, en connivencia con ciudadanos españoles, habría utilizado para lavar dinero del narcotráfico los partidos de exhibición de Messi. Y, también, las últimas actuaciones en tres grandes ciudades española los días 15, 16 y 17 de junio de 2012 en Madrid, Murcia y Barcelona del famoso cantante mexicano Vicente Fernández, de su gira de 29 conciertos por todo el mundo.