Compartir

Cristiano Ronaldo tiene intención de jugar el Mundial. Su estado físico no es el mejor y arrastra secuelas de una temporada muy exigente. Pero en la selección lusa, la conclusión más unánime es que jugará con los de Paulo Bento aunque no esté  al 100% de su capacidad. Tiene una lesión que le obliga a parar. La sufre desde hace varias semanas, aunque ni las circunstancias -final de Champions y Bota de Oro-, ni su ambición personal le han permitido hacerlo, como cuenta el diario Marca.

Lo más importante es cuidar en estos momentos su tendón rotuliano, más allá de sus problemas en el muslo y en el gemelo. La resonancia que le practicaron el sábado evidenció una leve mejoría. ¿Será suficiente? El caso es que la temporada con el Madrid le ha obligado a llegar a Lisboa con riesgo de sufrir una tendinitis severa en el tendón rotuliano y eso es lo que a marchas forzadas están tratando de evitar. De ahí la frase que repite sin cesar Paulo Bento en sus ruedas de prensa: “No vamos a poner en riesgo la salud de ningún jugador”.

Pero si en el combinado luso mantienen entre algodones al crack portugués, en el Real Madrid se temen que todo desemboque en un lesión grave que comprometa su inicio de temporada en el club blanco.  Una tendinitis ahora sería una dolencia demasiado pesada de eliminar al margen del descanso. Por no hablar, aunque parece complicado, una rotura total del tendón rotuliano. Hay quien se encomienda ya a la providencia…