Compartir

El Barcelona y Claudio Bravo han llegado a un acuerdo para que el cancerbero de la Real Sociedad vista de azulgrana, según informa en su edición de hoy El Diario Vasco. Ahora falta el acuerdo con la entidad de San Sebastián, con la que el chileno tiene contrato hasta junio de 2017 y una cláusula de rescisión, negociable, de 30 millones de euros.

El periódico donotiarra apunta que la directiva culé ha garantizado a Bravo, de 31 años, que luchará en igualdad de condiciones con Ter Stegen para hacerse con el puesto de portero titular, algo que, al parecer, ha sido clave en su decisión de cambiar de aires. El meta, capitán de la selección chilena, nunca ha ocultado su deseo de jugar en una institución importante.