Compartir

No se quiere frenar la progresión de do futbolistas que se creen importantes para el futuro del Real Madrid. Álvaro Morata, con ADN madridista por los cuatro costados iniciará casi seguro la operación salida del club con billete de vuelta, eso sí. El delantero tiene claro desde el mes de enero que quiere salir del conjunto blanco para encontrar fuera los minutos que no ha tenido en las dos últimas temporadas.

Morata, con el mejor promedio goleador de la plantilla blanca, acaba contrato con el Madrid la próxima temporada y el club tendrá que atarle antes de abrirle la puerta en forma de cesión o traspaso con opción de compra. El futuro del canterano apunta a la Premier League.

Casemiro será el siguiente, un poco con el mismo caso que el delantero. Ancelotti no le ha dado apenas minutos durante la temporada y el Madrid quiere que el brasileño disponga de oportunidades en otro club porque existe una gran confianza en él.

El Madrid lo blindará en su salida con una opción de compra para repescarlo cuando lo considere oportuno. Casemiro tiene buenas ofertas en Italia.