Compartir

Los jugadores, al igual que los aficionados, suelen hacer promesas si su equipo gana. En este caso les tocó el turno a Luka Modric y Dani Carvajal. Una vez ganada la Décima tocaba la hora de la celebración y con ello cumplir lo prometido.

El centrocampista croata Luka Modric tuvo que raparse la melena que tanto le ha caracterizado tras prometer cortarse el pelo si ganaba la Décima, dejándose el pelo corto. El encargado fue el peluquero Miguel Siero, quien tiene entre sus clientes a otros jugadores del club blanco como Cristiano Ronaldo, Pepe o Bale.

El otro jugador que tuvo que pagar su deuda fue Dani Carvajal. Este sorprendió a todo el mundo cuando salió al balcón de la sede de la Comuidad de Madrid en la Puerta del sol con la barba teñida de rubio

Pero no son ni los primeros ni los últimos. En la victoria de la Séptima, los entonces campeones Víctor y Jaime se raparon al cero.