Compartir

Según una información publicada por LÉquipe y la BBC, a la espera de la decisión oficial de la UEFA, tanto el equipo galo como el conjunto de la Premier League serán multados con 60 millones de euros por incumplir la normativa económica, sanción que tendrán tres años para abonar en su totalidad.

Además solamente dispondrán de 60 millones de euros para realizar nuevos fichajes y deberán reducir su déficit a 30 millones de euros. Estas dos sanciones obligarán a ambos clubes a vender a varias de sus estrellas durante el próximo mercado estival.

También verán limitados el número de jugadores inscritos en la Liga de Campeones, pasando de los 25 de esta temporada a 21. Otra de las medidas que afectará a la plantilla y a los próximos refuerzos será que se verán obligados tanto el PSG como el City a establecer un límite salarial.

La UEFA todavía no se pronunciado oficialmente, aunque no se descarta que muy pronto haga oficial los castigos a los dos grandes clubes europeos que está investigando.