Compartir

El defensor admitió que el técnico, Carlo Ancelotti, les pidió en el descanso que cambiasen la actitud. “El míster está para eso. Sabe cuándo tiene que decir las cosas y nosotros sabíamos que no podíamos mantener la misma actitud, porque quizá no estaríamos ahora hablando de que estamos en semifinales por cuarta vez consecutiva, lo que me hace sentirme orgulloso, porque no es fácil estar ahí”.

“Ahora, hay que esperar a ver quién nos toca, porque es una competición en la que tenemos mucha ilusión”, añadió Ramos, que aseguró que no le preocupa que haya entrado en la penúltima ronda el Chelsea de su exentrenador José Mourinho.

“Nosotros nos preocupamos tan sólo de nosotros. Está claro que para ganar hay que vencer a los mejores y el Chelsea ha hecho méritos para estar ahí”, destacó.“Después de dar un paso importante, toca pensar en la Liga”, concluyó.