Compartir

El hito sucedió nada más arrancar el último cuarto. Nowitzki recibió el balón de Vince Carter en la parte derecha del ataque y desde media distancia se levantó y con su preciosa mecánica de tiró anotó su punto 26.711 desde que llegó a la NBA allá por 1998, superando así a Oscar Robertson y entrando en el Top-10 de anotadores históricos.

Y superar a “Mr. Triple-doble” no es cualquier cosa, ya que el que fuera jugador de los Cincinnati Royals y de Milwaukee Bucks, está considerado como uno de los mejores jugadores que han pasado por la NBA desde que ésta empezó a disputarse en 1949. Eso sí, hay que decir que Robertson los anotó en 1.040 partidos, mientras que Nowitzki ha necesitado 1.185.

El próximo objetivo del líder de los Dallas Mavericks es superar a Hakeem Olajuwon, al que tiene ahora mismo a 232 puntos -26.714 frente a 26.946-. Los siguientes en la lista son  Elvin Hayes con 27.313, Moses Malone con 27.409, Shaquille O'Neal con 28.596 y Wilt Chamberlain con 31.419.

La fiesta del alemán pudo ser completa, ya que los Mavs lograron la victoria por 95-83 en su visita al Energy Solutions Arena de los Utah Jazz. La clave del partido estuvo en el primer cuarto, donde los tejanos se marcharon en el marcador, gracias a un parcial de 39-25.

Con esta diferencia en el marcador, a los Mavs les bastó con saber administrarla con cabeza. Sin mucho sufrimiento, Dallas sumó una nueva victoria, la número 48 de la temporada, que además le sirve para estar cada vez más cerca de certificar su pase a los playoffs. Ahora mismo son séptimos del Oeste y aventajan en dos partidos al noveno clasificado, los Memphis Grizzlies.

Además de Nowitzki, en las filas de los Mavs destacaron Monta Ellis con 16 puntos y 5 asistencias, y Vince Carter, que aportó 13 tantos saliendo desde el banquillo. José Manuel Calderón* también colaboró en la victoria, con 10 puntos, 4 asistencias y 3 rebotes. En los de Salt Lake City el mejor fue Derrick Favors con 19 puntos y 7 rebotes.