Compartir

Schortsanitis quería agredir a un aficionado en concreto, que previamente le había estado provocado desde el túnel de vestuarios, y luego salió corriendo para evitar la furia del gigante griego. Por suerte, según ha confirmado el Maccabi Tel Aviv en un comunicado, el pívot griego no llegó a tocar a nadie, y la sanción será probablemente menor de lo que en un principio se podía pensar. Sin embargo, si el asunto no fue a más, fue gracias a las fuerzas de seguridad, que actuaron de forma inmediata y brillante. En el Hapoel Tel Aviv ya han pedido públicamente la detención del jugador del Maccabi Tel Aviv.

El Maccabi ganó el encuentro 80-83, pero eso no dejó contento del todo al pívot griego Sofoklis Shchortsanitis, que se comportó como un mal perdedor incluso habiendo ganado su equipo. 'Baby Shaq' tendrá que pedir disculpas en público, lo que no evitará que sea sancionado con dureza, aunque el hecho de que 'no haya tocado a nadie' como han anunciado en su club, podría librarle de una gran multa y sanción.

La rivalidad entre el Maccabi Tel Aviv y el Hapoel Tel Aviv es una de las más intensas de la liga israelí.