Compartir

Piqué estará unas cuatro semanas de baja después de confirmarse que sufre una fisura en la cadera, por lo que se perderá la final de la Copa del Rey y los próximos partidos de Champions. Piqué cayó a plomo en el suelo en un salto de cabeza en pugna con Diego Costa. Tras unos minutos probando si el dolor desaparecía, un pase sencillo con la pierna derecha alertó al jugador que la lesión podía ser mucho más grave en el aductor de la pierna derecha. El central tuvo que abandonar el terreno de juego en el minuto 12 de partido.  Marc Bartra el que le sustituyó.

Tras una primera exploración, se confirmó que se perderá la final de la Copa del Rey ante el Real Madrid (16 de abril), con lo que la enfermería del Barcelona engorda un poco más tras la rotura del ligamento cruzado de Víctor Valdés, que le tendrá siete meses apartado de los terrenos de juego.

En el caso de Diego Costa, la presunta lesión que pintaba mal y que parecía una rotura muscular, parece que se quedará en sobrecarga y, si bien, lo lógico sería que el delantero hiciera reposo de competición, las urgencias competitivas del Atlético podrían obligar al internacional a jugar este fin de semana.