Compartir

Sebastian Vettel, tetracampeón del mundo de Fórmula 1 ha valorado el sonido de los nuevos motores V6 de la Formula 1. El piloto afirmó en Malasia que el sonido “es una mierda“. No es la primera vez que el alemán se queja. Vettel tuvo que ver la carrera del GP de Australia desde el pit lane tras abandonarla en la vuelta cinco. “Estaba en el muro de boxes durante la carrera y es más silencioso que un bar“, explicó el piloto de Red Bull.

“Creo que para los aficionados no es bueno. Recuerdo cuando, aunque no me acuerdo mucho porque tenía seis años, fui a ver los coches en unos entrenamientos libres en Alemania, y lo único que recuerdo es el sonido”, expresa el vigente campeón.