Compartir

Se acabaron las cartas del Real Madrid para contar con Sergio Ramos en el encuentro de esta noche. El Tribunal Administrativo del Deporte ha desistimado la petición presentada por los servicios jurídicos del club.

De esta forma, y tras la decisión del Comité de Competición y el de Apelación, Carlo Ancelotti no podrá contar con Sergio Ramos en el centro de la defensa. El andaluz ha viajado con la expidición blanca a Sevilla, confiando en conseguir la cautelar, pero finalmente no se podrá vestir de corto.