Compartir

El crack argentino ha vuelto para tirar del carro y agotar las posibilidades del Barcelona para ser campeón de liga. El argentino lleva jugados 27 Clásicos y con sus 21 goles deja atrás a Di Stéfano (18), Raúl (15), Gento, Puskas y César (14). Más lejos está Cristiano, con 13.

Los números del argentino son estratosféricos y ya ha marcado 21 goles -14 en Liga, cinco en Copa y dos en Champions- y se acerca a la cabeza del Pichichi con 21 goles, a cinco de Cristiano. De este modo, en su carrera de récords, el argentino ha superado a Hugo Sánchez como segundo máximo goleador de la historia de la Liga. Ya lleva 235 tantos, uno más que el mexicano. Sólo tiene por delante a Zarra.

Los tres goles de Leo, decisivo para que el Barcelona consiguiera una victoria que lo devuelve a la lucha por la Liga, fueron la plasmación de que el argentino ha vuelto. El delantero  fue un constante quebradero de cabeza para los blancos, mientras Cristiano Ronaldo pasaba inadvertido en el ataque del Real Madrid.

En un partido de la máxima exigencia por el todo o nada que suponía para el Barcelona, Messi no rehuyó la responsabilidad, apareciendo cuando más lo necesitaba el equipo. Después de que Benzema anulara el gol de Iniesta con un veloz doblete, Messi superó por primera vez a Diego López a escasos minutos de llegar al descanso.