Compartir

El partido de este sábado entre el CD Bosco de la localidad de Armunia y el San Andrés de la categoría de prebenjamines (7-8 años) acabó con un lamentable espectáculo. El padre de uno de los jugadores del CD Bosco, junto a otro individuo, se acercó al colegiado de origen argelino, que tan solo tiene 16 años, y se ensañaron con él. Mientras el acompañante sujetó al joven por los brazos, el padre del jugador lo golpeó en un ojo y el tórax.

Todo esto ocurría mientras los niños continúaban en el terreno de juego. La policía se personó en el campo y se hizo con las fotografías realizadas por una aficionada de los presuntos agresores, además de tomar declaración a los testigos.

La víctima fue trasladada al hospital de León donde estuvo acompañado por el presidente del comité de árbitros de la provincia, José Antonio Martínez Alas, quien explicó que el chico fue sometido a unTAC y que, tras pasar la noche en observación, fue enviado a casa, sin el alta, para pasar estos duros momentos junto a su familia, pero tendrá que regresar al centro hospitalario para que le realicen más pruebas.

Los médicos apuntan a que el menor tiene un fuerte derrame en la córnea pero ni el ojo ni la vista corren peligro.

El CD Bosco emitió un comunciado este domingo en el que lamentan los sucesos del partido y condenan “la actuación individual de uno de los padres de los jugadores cuyos actos no representan los valores del club”. 

La Fiscalía de Menores de León y la Comisión Antiviolencia tomarán cartas en el asunto. La fiscal acudió al Complejo Hospitalario de León para tomar las primeras declaraciones al colegiado. La Comisión, por su parte, se puso en contacto con el presidente del Colegio de Árbitros para abrir las oportunas diligencias y, tras estudiar el caso, proponer las sanciones oportunas contra los causantes de la agresión.