Compartir

No le están saliendo bien las cosas a Pepe Mel en su aventura inglesa. Con parte de los seguidores del equipo abiertamente en contra y sin encontrar el buen juego que su fichaje anunciaba, Mel podría estar en el alambre. 

Quizá lo peor durante las últimas semanas en el equipo sea el número considerable de jugadores que Mel ha perdido por lesión durante las últimas semanas. O también la pérdida de uno de los baluartes, Nicolas Anelka, debido a los gestos dirigidos a la grada que levantaron ampollas en su momento. Con ello los resultados no son los mejores, pero cuando le preguntaron a Mel si tenía remordimientos por aceptar el trabajo, hablando en español y a través de un traductor, dijo en su conferencia de prensa previa al partido de este jueves : “No. Yo sabía que no iba a ser fácil. Junto a la situación de Anelka, las lesiones y por supuesto los resultados. Existe también el hecho de que es un país nuevo con una nueva lengua y cultura. Paramí era una oportunidad muy emocionante.

“Soy un entrenador muy reconocido en España , pero aquí tengo que ganar el derecho a ser respetado. Esto es lo que estoy tratando de hacer y la única manera que conozco es a través del trabajo duro”, dijo Pepe Mel a la prensa inglesa.