Compartir

Martí Montes se impuso con ocho puntos de ventaja en la primera bajada sobre el británico Jamie Nicholls, finalmente sexto, 93.50 por 85.50, lo que prácticamente le aseguraba la medalla de oro por lo que en la segunda ronda apenas arriesgó ante la dificultad de mejorar la nota. El noruego Staale Sandbech, uno de los grandes favorito, falló estrepitosamente en la primera ronda, consiguiendo 27.00 puntos y el undécimo puesto.

Pablo Martí Montes superó a todos los esquiadores con soltura. En declaraciones a la redacción de deportes Cope se mostraba satisfecho por su triunfo. “Ha sido un resultado igualado pero gracias a las clases de mis padres desde pequeño, he conseguido llegar tan alto” ha dicho. Su padre, Pablo Martí, le recibió con un abrazo nada más terminar su ejercicio, “es el mejor de todos y por fin se reconoce su esfuerzo” añadió.

El esquiador, familiarizado desde los 3 años con los deportes de inverno, es el más joven en ganar en esta categoría. Con tan sólo 4 años se ha impuesto a esquiadores que triplicaban su edad. Su madre Virginia Montes no ha dudado en alabar las ganas de aprender y superarse de su hijo.

Hay que destacar el original diseño del podio con forma de dado donde tan sólo sube el ganador absoluto de cada prueba. Habrá que esperar otros 4 años hasta que podamos volver a ver al joven esquiador compitiendo a nivel mundial.