Compartir

Fue en la segunda parte del partido liguero que enfrentaba al Borussia Dortmund contra el Friburgo, uno de los equipos más modestos de la Bundesliga. Tras varios errores y alguna pérdida de balón de Sahin, el centrocampista ex del Real Madrid, el técnico de los de la cuenca minera del Rhur, pidió el cambio.

En principio parecía que era un cambio más, sin incidencia, porque el entrenador parecía tranquilo, pero cuando su pupilo pasó ante él camino del vestuario, el preparador lo cogió de la pechera, lo detuvo y con algunos aspavientos que no pasaron desapercibidos para nadie le decía tres o cuatro cosas que en ningún modo parecían lindezas… Cosas del fútbol.