Compartir

Burgos ha sido sancionado en virtud del artículo 120 del código disciplinario federativo, que dice: “Protestar al árbitro principal, a los asistentes o al cuarto árbitro, siempre que no constituya falta más grave, se sancionará con suspensión de dos a tres partidos o por tiempo de hasta un mes”. El Atlético ya anunció que no recurrirá.

El acta del colegiado relató así los hechos: “Una vez expulsado el segundo entrenador del Club Atlético de Madrid SAD D. Germán Adrián Burgos Maestromey persistió en sus protestas encarándose conmigo y teniendo que ser sujetado por varios integrantes del cuerpo técnico y jugadores de su club ante la actitud agresiva que mostraba hacia mi persona!”.

Ayer, Burgos llamó a Delgado Ferreiro para pedirle disculpas de forma personal por su actitud con él en el pasado derbi. El segundo técnico del Atlético pidió su teléfono porque quería hablar con él y pedirle perdón por su comportamiento. También le quería explicar que respondió así porque le enfadó mucho que fuera a amonestarle cuando él estaba en el banquillo sin decir nada. El colegiado aceptó las disculpas y también suavizó el tema.